Chinese (Simplified)EnglishFrenchGermanIcelandicItalianJapaneseKoreanNorwegianPortugueseRussianSpanish

¿Deberían hacer más películas basadas en los videojuegos?

 

¡Síguenos en Telegram, Facebook, Instagram, Twitter y así estarás al tanto de las mejores guías! Además, si quieres apoyarnos, ¡tan solo mira estas ofertas de juegos de Amazon aquí!

El mundo de los videojuegos cada vez está más unido al mundo del cine. La industria del videojuego se ha convertido en una verdadera máquina de crear dinero. En 2021, los videojuegos han generado más ingresos que el cine y los deportes juntos. Con la gran cantidad de seguidores que tienen sagas como Uncharted, Monster Hunter o Resident Evil y que los videojuegos cada vez son más «cinematográficos» para intentar atraer al mayor numero de gente posible, es normal que se realicen grandes acuerdos para traer estas grandes historias a la pantalla grande. Ahora bien, ¿por qué las películas basadas en videojuegos no suelen tener mucho éxito entre los fans de los videojuegos?

Evidentemente todo el mundo tiene su lista de mejores películas de videojuegos, pero la sensación general es que las adaptaciones al cine quedan muy lejos de lo que los fans quieren. Alguno de los problemas más comunes en estas adaptaciones al cine, es que los directores se toman ciertas «licencias creativas» que no suelen agradar a los seguidores más acérrimos del juego.

Hace poco llegó la nueva adaptación al cine de la franquicia Resident Evil con una película llamada Resident Evil: Bienvenidos a Raccon City. Pronto empezaron las críticas por parte de los fans al ver que el reparto que iba a encarnar a algunos de los personajes más icónicos de la saga (y de los videojuegos), no era lo que se podía esperar por elegir a algunos actores cuya apariencia física era diferente a la de los personajes del videojuego. Esto dio pie a un nuevo episodio de toxicidad en la que el actor Avan Jogia fue duramente criticado en Instagram por su escaso parecido a Leon S. Kennedy, uno de los protagonistas de la película, llegando incluso a causar que desapareciera de la red social aunque el actor no ha confirmado que esta fuera realmente la causa de que abandonara Instagram.

“Cualquier tipo de pasión, ya sea positiva o negativa, todo lo que realmente me traduce es que la gente siente pasión por estos personajes, esta franquicia y este juego”, dijo en una entrevista para Looper. “Es genial ser parte de algo que apasiona a la gente. En realidad, no lo traduzco como bueno o malo. Realmente lo veo como la gente está apasionada por eso. Les importa, lo cual es genial”, concluyó

Como conclusión personal diré que los fans extremistas tienen que darse cuenta de que, por mucho que ambos mundos (el cine y los videojuegos) se unan para intentar llevar las grandes historias del videojuego a los cines, ni los videojuegos pueden ser películas, ni las películas pueden ser videojuegos. Yo al menos no vivo de la misma manera un juego que una película. En Resident Evil, soy capaz de experimentar un miedo mucho más intenso que en una película, por que soy yo quien anda por esos pasillos, soy yo de quien depende que la última bala dé en el blanco, soy yo el que tiene que tomar las decisiones y está luchando por sobrevivir a una terrorífica noche. En una película simplemente soy un espectador al que tienen que contarle una historia, una historia que tiene que ser interesante e inmersiva, tienen que intentar ponerme en la piel de los actores y en el caso de los videojuegos yo ya estoy dentro de ella desde el principio. Hay historias que tienen que ser contadas y otras que hay que vivirlas.


Últimas noticias