Chinese (Simplified)EnglishFrenchGermanIcelandicItalianJapaneseKoreanNorwegianPortugueseRussianSpanish

¿Los videojuegos pueden causar divorcios y problemas familiares?

 

¡Síguenos en Telegram, Facebook, Instagram, Twitter y así estarás al tanto de las mejores guías! Además, si quieres apoyarnos, ¡tan solo mira estas ofertas de juegos de Amazon aquí!

Muchos aseguran que los videojuegos pueden ser una mala influencia para niños y jóvenes, pero esto no es así. De hecho, muchos estudios apuntan a que los videojuegos pueden promover el desarrollo de ciertas habilidades y capacidades como la atención, el trabajo en equipo, resolución de problemas, entre otros. 

Pese a los múltiples beneficios relacionados con los videojuegos, si estos no se llevan con moderación, puede ser la causa de diversos problemas tanto a nivel de salud, como en el ámbito familiar y demás, y es precisamente en este último en el que queremos enfocarnos en esta ocasión. 

Los videojuegos y posibles conflictos familiares

Si los hijos en casa no cumplen con sus deberes por pasar todo el día jugando videojuegos, esto puede comenzar a generar tensión en la familia, en especial cuando los hijos ya son mayores de edad y aun así no estudian ni trabajan. La causa de esto es una posible falta de disciplina de parte de los padres para limitar el uso de los videojuegos. 

Por lo general esto sucede porque uno de los padres es demasiado permisivo con el hijo, mientras que el otro intenta establecer límites y horarios. Si los cónyuges no logran ponerse de acuerdo respecto a la crianza, pueden presentarse discusiones, diferencias y, de no abordarse correctamente, terminar en divorcio. 

Mientras que los hijos están pequeños, es de gran importancia que los padres puedan establecer normas claras sobre lo que está permitido y llegar a acuerdos justos con sus hijos. En el caso de los videojuegos, pueden indicar un horario o un determinado tiempo de juego, cumplir con los deberes escolares antes de jugar, entre otros.

Cuando los hijos ya son mayores de edad y optan por no estudiar ni trabajar, la situación puede ser más complicada, ya que podría generar aún más problemas y conflictos en la familia, siendo incluso un detonante para la separación de los padres.

Si los hijos son mayores pero dependientes, puede ser difícil para la familia llevar a cabo la separación. Por otro lado, un divorcio con hijos mayores de edad independientes puede ser más fácil tanto para los padres como para los hijos, por lo que, si es de mutuo acuerdo, podrán recurrir al divorcio notarial. 

Una cuestión de moderación, comunicación y disciplina

Un divorcio notarial en Madrid es un trámite rápido y económico que los padres de hijos mayores independientes pueden realizar si ambos están de acuerdo. También es posible hacerlo con hijos mayores dependientes, pero en estos casos se debe proceder de una forma un poco distinta. 

De cualquier modo, es importante aclarar que, aunque pueda parecer que los videojuegos son protagonistas en los conflictos familiares, no es así. No son los videojuegos sino la manera en la que los padres abordan el tema.

Si los padres no se ponen de acuerdo con la crianza de los hijos, y por ende, no establecen límites ni normas respecto al tiempo que el niño, niña o adolescente pasa jugando videojuegos, tendrá como consecuencia jóvenes que no conocen los límites, y por lo tanto, hijos rebeldes, problemas familiares y demás.

Alejandra Mora
Redactora

Últimas noticias